GHEE

La historia del “elixir de los dioses” se remonta a 4000 años.

Dado que el ghee es mantequilla ultra clarificada, es pura, 100% grasa, no contiene lactosa ni proteínas de la leche.

Debido a la ausencia de proteínas de la leche, el ghee puede ser la mejor opción contra las alergias y las inflamaciones. Además, el ghee se puede calentar más que la mantequilla.